JOHNNY RAMONE: SU SONIDO Y EQUIPAMIENTO


"My rig has never changed!
The same guitar! The same amp!
It rocks, so why change it?"
- Johnny Ramone.


The Ramones antes de ser una marca de remeras fue uno de los grupos más emblemáticos del Punk Rock. Cualquiera que visite El Bar de Fabian debería estar ya bastante empapado sobre la trayectoria y discografía de estos gigantes. Así que no vamos a detenernos aquí en esas cuestiones. Pidámosle un vermú al mozo, y adentrémonos en la información.

Johnny Ramone fue el guitarrista de los Ramones desde el año 1974 hasta su disolución en 1996; y te contaremos algunas cosas sobre su sonido.

Antes de mencionar los equipos con los que contaba Johnny es útil comentar algo sobre su técnica a la hora de tocar el instrumento. No es ninguna noticia que la mano izquierda de Johnny básicamente no hacía muchas otras cosas que los conocidos “acordes de quintas” o “power chords”, incluso únicamente compuestos por 2 notas (como los solía tocar Johnny Thunders), en una progresión que no se iría muy lejos de los 3 o 4 acordes por canción. Johnny era un auténtico punkrocker y su fuerte no estaba precisamente en la complejidad de las composiciones, más bien, su estilo estaba en la velocidad, en la fuerza, y en la actitud de la ejecución.

Hablemos un poco entonces de su mano derecha. Johnny se destacó por su tenacidad rítmica. La originalidad de Johnny residía en que fue un fundamentalista del “downstroke”, es decir, tocaba las cuerdas siempre con la púa golpeando hacia abajo en todos los tiempos rítmicos, algo dificíil de sostener por muchos minutos sin “cruzarse” en el tiempo con el resto de la banda. Esta técnica en inglés se denomina "buzzsaw"... no conozco su equivalente en español pero en argentina sería: "machaque a lo johnny ramón".

SU GUITARRA: MOSRITE MARK-II
Cuenta la historia que la primera guitarra que consiguió Johnny fue una Mosrite Ventures II azul, pero que a los pocos años se la robaron. Recién ahí consiguió la Mosrite Mark II blanca que lo acompañaría en casi todas sus presentaciones hasta el final de su carrera.

La fábrica de guitarras fundada en California por Semie Moseley llevaba el nombre de: Mosrite. Éste proviene de una cruza entre el nombre del artesano fabricante, y un reverendo del pueblo de nombre Boatright que le prestó el dinero para empezar con la producción en serie. 

El modelo se llamaba “Ventures” porque a principios los años 60's Nokie Edwards, guitarrista del grupo  “The Ventures”, utilizaba una Guitarra Mosrite y mantuvieron un contrato de publicidad con el fabricante hasta el año 1967. Por este contrato es que las guitarras llevaban el nombre de la banda en el clavijero.

Al tener éxito con la venta de guitarras y ampliar su fábrica. Mosrite decidió lanzar una guitarra más económica, y así nació el modelo Mark II.

Johnny cuenta que incluso la pagó más barata porque el hombre que se la vendió se equivocó en el precio y terminó pagándola unos 40 dólares menos de los 90 que salía. 

Solo se fabricaron cerca de unas 180 guitarras Mark II en ese momento porque Mosrite pensaría que era una versión demasiado barata, y en poco tiempo creó el modelo Mark V.

Algunos detalles de la guitarra Mosrite Mark II son que cuenta con un mástil estrecho y delgado que facilita una mayor velocidad para deslizarse por los trastes. Cuenta con dos micrófonos, un Seymour Duncan mini-Humbucker cerca del mástil, que por lo que pudimos averiguar Johnny Ramone NO utilizaba. Y un micrófono DiMarzio FS-1 de bobina simple cerca del puente.

Hay fotos en lo que se lo puede ver también tocando con una Rickenbacker 425, pero sin duda, el sonido característico de los Ramones viene de la mano de la Mosrite.

SU AMPLIFICADOR: Marshall 1959 Mk II Super Lead + Marshall 1960B 4x12
Si bien cuando empezaron los Ramones usaban amplificadores combos, como la mayoría de los músicos amateurs, en cuanto pudieron hacer una moneda la invirtieron en su sonido. Johnny Ramone adquirió en ese momento 3 cabezales Marshall 1959 Mk II Super Lead y 6 cajas Marshall 1960B 4x12.  

En aquellos años la distorsión de la señal no se lograba desde un switch sino que se provocaba por la saturación de las bobinas del equipo al ponerse al máximo volumen posible.
Una auténtica pared de sonido. El punk necesitaba sonar muy fuerte.

Joe Strummer cuenta que la primera vez que vió a Ramones
habían tocado solamente 30 minutos, y agregó, no hubíese sido posible 1 minuto más. Haciéndo referencia al alto nivel de decibeles (dB) que utilizaban en sus conciertos. 
Recién en los años 90's, Johnny Ramone cambiaría sus cabezales por otro modelo de Marshall, el JMP 100.

Les dejamos el show de Ramones en el Estadio de River Plate en el año 1996, donde se lo puede ver a Johnny con su Mosrite blanca.

 


Comentarios